Popular Posts

Lázaro Castillo, Jr.

Loading...

Tuesday, April 16, 2002

EL SECRETO DEL “AQUÍ Y AHORA”

03/2008: Domingo visitando a mi hermano y familia
¿Dónde se encuentra la esencia del éxito? La realidad es relativa y puede cambiar en dependencia del estado emocional. La verdad está en lo que percibes con los ojos de tu corazón. La verdad habita a tu alrededor en sintonía con tu yo interior. La verdad está en las flores. La verdad está en los ojos de la gente.
La verdad somos todos nosotros, hermanados en un canto único de paz, en un canto de anhelo de paz.
Los deseos como parte del pensamiento hacen la realidad. Los deseos se hacen realidad. Lo que piensas se hace realidad.

Cuando tu corazón pide algo, es que tu alma le dicta, por consiguiente, el alma se expresa a través del lenguaje de tu corazón. 
Estas cosas suceden cuando tu alma se conecta con un plano superior de ti mismo. Cuando tu alma se conecta con esa parte de divinidad que llevas dentro tuyo. Cuando tú y tu alma van juntos, son amigos, van de acuerdo, entonces hay unión dentro de ti. La unión debes buscarla dentro de ti mismo. Estar unido. Estar entero. Estar de acuerdo en tu interior. Tus voces internas de acuerdo. ¿Te sucede esto a menudo?

¿Cuándo logramos desaparecer los litigios internos? Si tus voces internas van de acuerdo, hay acuerdo interior. Desaparece el conflicto, no hay lucha, no hay nada que defender, no hay nada que proteger, simplemente: estas a salvo.
"La voz de la conciencia" (se la llamaba así en la otrora Grecia).Todos llevamos una voz en nuestro interior (al menos una, también pueden ser mas).

Esas voces no siempre se ponen de acuerdo. A veces, tratándose de un mismo asunto, una voz dice una cosa y la otra opina lo contrario. ¿Qué hacer entonces? ¿A quién escuchar? Discernir. Diferenciar. ¿Alguna de esas voces te critica, te juzga, te reprime, te reprende, se burla de ti, te dice cosas desagradables o groseras? Si es así, no se trata de una voz sabia, de una voz superior; sino de una voz limitante, estructurada, represora. También puede tratarse de una voz aduladora, envanecedora, que despierta el orgullo, la soberbia, la vanidad. Si de estas voces se trata, no les hagas caso, no te servirán de gran ayuda, no te aportaran nada nuevo, no traerán gran cosa a tu vida.
Si en cambio se trata de una voz que te anima a avanzar positivamente en tu vida, a dar un paso hacia lo inexplorado, a realizar un proyecto que sea útil y ayude a otros, y lo haces con sencillez y humildad, y es de beneficio para la humanidad, entonces: escucha y actúa en consecuencia. En este caso, es tu voz superior la que te habla, la voz de tu Yo Superior, la voz de tu conciencia elevada. No es fácil oír esta voz. Pero es posible. Debes aprender el silencio interior primero. Debes aprender a acallar otras voces primero. Hay voces parlanchinas, charlatanas, que burlan y molestan, perturban, y no sirven de ayuda ni esclarecen. No les hagas caso, ignóralas. Y dite a ti mismo: "Solo escucho la voz de mi Yo Superior".
Tu Yo Superior busca unificarte, busca reunir todas tus partes, para que sean Una, para que seas Uno. No puedes andar desperdigado por ahí, en pedazos. Es tiempo de unificarte. Es tiempo de que seas Uno, integrado.
Es posible que haya muchas partes de ti que anden fuera. Es posible que haya muchas partes de ti que no son oídas o integradas a tu vida. Es posible que seas muchos pedazos desarticulados, como un puzzle desarmado. Es tiempo de reunir todas esas piezas ahora (si quieres, podrás hacerlo). Se trata de una tarea consciente. Requiere tu plena conciencia. Y podrás hacerlo. 
Sólo escucha lo que te hace bien y te pacífica. No escuches lo que te perturba, atemoriza, o aleja de tu centro, de tu paz interior. ¿Qué ganas con martirizarte?
Si has descubierto la calma interior, entonces: consérvala! La calma interior es un tesoro preciado de gran valor. Algo difícil de conseguir. Una vez que la consigues, no la dejes ir. Sostenla con amor, en tu aliento, en tu respiración, en tu corazón, en tu palpitar armonioso y cálido. Auras rosadas desprenderás de ti. Ondas de luz saldrán de ti, cuando encuentres tu calma interior, cuando aprendas a sostenerla, a conservarla, a protegerla. ¡Estarás a salvo! 
Dentro de tu calma interior. Y nada te faltará. Todo se hará completo en ti.
Unir mente, emociones, sentimientos, y estar presentes, siguiendo el camino del alma, el propio destino, los signos que nos llevan y nos traen por la vida, las señales luminosas del camino.
Son tantos amores. Es tanto el Amor. Tan Grande el Corazón. ¡HAY AMOR PARA TODOS!

“El amor infantil sigue el principio: Amo porque me aman. El amor maduro obedece al principio: Me aman porque amo. El amor inmaduro dice: Te amo porque lo necesito. El amor maduro dice: Te necesito porque te amo”. Eric Fromm


® Castillo 2002 - First time published this article was in the year 2000 through http://geocities.com Any question, please email me at lcastjr@gmail.com 

1 comment:

  1. Muy interesante este articulo, Lazaro. Me gusta mucho esta parte.

    Son tantos amores. Es tanto el Amor. Tan Grande el Corazón. ¡HAY AMOR PARA TODOS! “El amor infantil sigue el principio: Amo porque me aman. El amor maduro obedece al principio: Me aman porque amo. El amor inmaduro dice: Te amo porque lo necesito. El amor maduro dice: Te necesito porque te amo”. Eric Fromm

    Y que tipo de amor seria cuando Amas y no te Aman o cuando amas y te decepcionan? Aun asi, creo que es mejor amar aunque no seas correspondido que no amar para nada. Despues de todo, el Amor es la fuerza que mueve el Universo. Por lo tanto, el que Ama de veras, con todo el corazon, se llena de bendiciones y revive su espiritu!

    ReplyDelete